jueves, 7 de diciembre de 2017

Nunca un salario es suficiente para retener a los mejores.
Que se lo cuenten sino a aquellos que se marcharon por no tener un jefe competente, porque nunca les contaron cual era su "misión" al margen de sus tareas y funciones o simplemente porque estaban sometidos a un horario inexplicablemente inflexible.

Preocupémonos pues de todos esos "salarios" que no son euros, pero que marcan la diferencia entre dos puestos de trabajo aparentemente iguales.
Si somos los responsables, por utilizarlos de manera adecuada y motivante.
Si somos los que lo vamos a disfrutar o sufrir, por exigirlo dentro de nuestras posibilidades. 

En cualquier caso será bueno asegurarnos del estilo y los valores de la empresa a la que nos vayamos a incorporar, para que a partir de que el salario económico sea mínimamente "higiénico" (que no es poco en los tiempos que corren), podamos disfrutar de todos esos otros "salarios" que llenan de sentido y valor nuestro tiempo y nuestra vida profesional.

Ya está disponible en Amazon https://goo.gl/8jk2y5

saludos
Francesc






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por escribir aqui tus comentarios